Inicio

¡Hola!. Tenemos nuestros gustos personales y pasear pueblos, sin prisa, es uno de ellos. Moverte por unas calles que son testigos de los afanes de los vecinos sin tener ninguno nos resulta agradable. Así que paseamos pueblos. Cuando podemos. Esta página quiere ser testigo de este pasatiempo aprehendiendo una de las esencias de los sitios pequeños: la torre de la iglesia. Si encuentras aquí el campanario o el campanil o la espadaña de tu pueblo, es que ya hemos pasado por allí. Y si no lo está … estará.
Victoria Zumeta y Javier Blasco